Dejar marchar a los hijos en libertad

Dejar marchar a los hijos en libertad

Si de verdad queremos a los hijos, el mayor acto de amor que les podemos brindar es dejarles marchar en libertad

Acababa de aparcar el mercedes último modelo de alta gama, cuando un seat león de gama media paró justo en el lateral y el conductor le hacía unas extrañas señas que no llegaba a comprender. El del mercedes se bajó y se dirigió a la ventanilla del otro vehículo. Al llegar el del león, bajó la ventanilla y del interior, con una amplia sonrisa dijo:
–¿Que pasa Manolo, tan cambiado estoy que ya no me reconoces?
–Madre mía, Félix, ya no me acuerdo del tiempo que hace que no nos vemos. Oye, ¿por qué no buscas un aparcamiento y yo te espero aquí? Así nos tomamos una copa y hablamos.
–Eso está hecho, enseguida vuelvo.
No tardó mucho en regresar y al estar juntos de nuevo se fundieron en un estrecho abrazo.
–Vamos a esa misma cafetería que hay en la esquina –propuso Manolo.

“Los dos hijos mayores trabajaban con él en su bufete de abogados y ya se habían emancipado. Pero el pequeño se obstinaba en no ser abogado y andaba metido a actor”

Félix asintió sin objetar nada. Al llegar, le propuso sentarse en una de las mesas que estaban libres a lo que Manolo contestó:
–Bueno, tengo algo de prisa y pensaba tomarla en la barra, pero está bien, así tendremos más intimidad.
Tomaron asiento y al instante se presentó un camarero para interesarse por lo que querían tomar. Los amigos se interrogaron con la mirada y echándose a reír pidieron unos JB con limón y un plato de almendras como en los viejos tiempos de universitarios.
Nada más ausentarse con la nota, Félix se interesó por la mujer y los hijos de Manolo el cual comentó que todos estaban bien, y puntualizó que los dos mayores trabajaban con él en su bufete de abogados y que ya se habían emancipado. Félix dijo alegrarse mucho y a la misma vez preguntó que si el chico seguía con ellos.
–Cómo no, de ese no nos libraremos en la vida, –dijo de forma contenida. El amigo que notó la irritación en el tono de la voz dándole una palmada en el hombro, se interesó sobre el motivo que le llevaba a decir eso de su pequeño. Ya sabes como es esta juventud, no tienen nada más que pájaros en la cabeza.
No había hecho nada más que terminar la frase cuando se presentó el camarero con lo que le habían solicitado y lo sirvió en la mesa. Tras retirarse los amigos alzaron las copas y brindaron por los viejos y nuevos tiempos.
Manolo fue quien reinició la charla y dijo:
–A lo que me preguntabas del por qué digo eso del chico, te diré que como tantos de esta generación no atienden un consejo y mucho menos que le indiques un camino a seguir en la vida. Félix se encogió de hombros y le animó a seguir hablando.
–Sí, hombre, al niño, bueno no tan niño que ya tiene veinte años bien cumplidos, le ha dado por ser actor y anda metido en la farándula, y se opone de forma obstinada en no querer ser abogado como lo soy yo y sus hermanos. ¡¡Dios!! Si yo supiera que inflándolo a hostias conseguiría que cambiara de pensamiento, te juro que lo haría con mucho gusto, pero de sobra sé que a palos no se consigue nada.

“–¿De verdad quieres a tu hijo?
–¿Cómo puedes dudar de ello? –respondió Manolo acompañando la respuesta con un golpe en la mesa”

Manolo lanzó un bufido para liberar tensión y alzó la copa e invitó a su amigo a hacer como cuando eran jóvenes y beberse el cubalibre de un solo trago. Bebieron y Félix, que había estado analizando el comentario desde el comienzo, miró a Manolo fijo a los ojos y le hizo la siguiente pregunta:
–¿De verdad quieres a tu hijo?
–¿Cómo puedes dudar de ello? –respondió Manolo acompañando la respuesta con un golpe en la mesa y añadió:
–Desde que nació no le ha faltado de nada y su madre y yo nos hemos desvivido por él.
–No te alteres hombre. Yo lo único que te puedo decir es que no basta con lo que dices, porque si de verdad queremos a los hijos, el mayor acto de amor que les podemos brindar es dejarles marchar en libertad, porque así todos los caminos son válidos…

 


DÓNDE CONSEGUIR MI NOVELA “EL DRAGÓN Y LA ROSA”:


Un viaje entre la fantasía y la realidad a un mundo ensoñado. Un viaje lleno de suspense e intriga del que volverá una persona diferente.

EL DRAGÓN Y LA ROSA

 

DISPONIBLE EN OFERTA SOLO EN LIBRERÍA DESEOS→

Con dedicatoria y gastos de envío  GRATIS

Por solo 14,95€ (precio final, sin sorpresas)

 

VER AHORA ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *