la verdadera claridad se esconde en la oscuridad

La verdadera claridad se esconde en la oscuridad

Claro, razonó, tendré que ir despojando de las espesas capas que recubren la luminosidad para descubrir lo que estas ocultan. Allí mismo se concentró y cayó en un estado de éxtasis y dio comienzo a la limpieza.

Al salir de casa recibió un destello que le cegó por un instante. En su vida había tenido muchos pero este le causó una impresión que no esperaba. Empezó a darle vueltas al asunto y no le encontraba sentido, así que continuó su camino pero el subconsciente no dejaba de trabajar sobre la cuestión.

“La ceguera provocada por la luz era una advertencia de que la verdadera claridad se haya en la oscuridad a pesar de parecer contradictorio”

Era día festivo y por ello con total tranquilidad decidió dar un largo paseo. Como llevaba tiempo de sobra se sentó en uno de los bancos de un parque cercano al restaurante donde había quedado con los amigos. Se entretuvo viendo pasar a las parejas, a los solitarios y sobre todo al enjambre de niños que jugaban por la zona. Miró el reloj y se dio cuenta de que solo faltaban cinco minutos para la cita. Se incorporó con presteza y se dirigió a la cafetería. Al llegar ya había dos amigos a la espera de que llegara el resto. Tras los saludos habituales pidieron una nueva ronda. No la habían terminado de consumir cuando se presentaron los tres que faltaban. Se inició otra vez el ritual de saludos, así que como ya estaba la pandilla completa decidieron sentarse en una de las mesas que había libres en el establecimiento, y dio comienzo una charla en la que se hablaba de lo divino y de lo humano. Las risas se hacían oír por el salón y entre ellos todo era alegría y desenfado. Merendaron con apetito y como ya se acercaba la hora de la despedida, le pidieron al más gracioso que les contara un chiste, el aludido no se hizo de rogar y se arrancó con uno cortito.
–Le dice el sargento a uno de los soldados, “ize” la bandera y este le contesta pues le ha quedado a usted de maravilla.

“Había descubierto una realidad distinta y según su criterio más acertada”

De momento el grupo quedo serio hasta que comprendieron que se trataba de un juego de palabras y que la confusión del soldado era la mala interpretación del “icé” por el “hice”. Las risas estallaron y a dos de ellos se les saltaron las lágrimas. Apuraron las copas y se despidieron hasta el próximo encuentro.
Nuestro protagonista, ya de vuelta para casa, a eso de medio camino, el subconsciente trasladó al consciente la resolución del impacto recibido por el destello. La conclusión que el subconsciente había sacado, era que la ceguera provocada por la luz era una advertencia de que la verdadera claridad se haya en la oscuridad a pesar de parecer contradictorio. Se paró y volvió a sentarse en un banco cercano por el mareo que le había sobrevenido por la particularidad de este pensamiento.

“Esa oscuridad no dejaba resquicio alguno para la entrada de ningún tipo de luz ni de color, y en ella se mostraba la grandeza y la pequeñez de las personas”

Claro, razonó, tendré que ir despojando de las espesas capas que recubren la luminosidad para descubrir lo que estas ocultan. Allí mismo se concentró y cayó en un estado de éxtasis y dio comienzo a la limpieza. Cuando por fin apartó la última capa, se sobrecogió al ver cómo era que de la más completa negrura partía el progreso que nace de las ideas surgidas en la mente y esa oscuridad no dejaba resquicio alguno para la entrada de ningún tipo de luz ni de color, y que era en esta en la que se mostraba la grandeza y la pequeñez de las personas.
Se levantó como impulsado por un resorte y su semblante alegre y risueño provocaba las miradas de soslayo de los viandantes que se le cruzaban, pero a él poco le importaba lo que pudieran pensar, ya que había descubierto una realidad distinta y según su criterio más acertada que la del común de los mortales…

 


DÓNDE CONSEGUIR MI NOVELA “EL DRAGÓN Y LA ROSA”:


Un viaje entre la fantasía y la realidad a un mundo ensoñado. Un viaje lleno de suspense e intriga del que volverá una persona diferente.

EL DRAGÓN Y LA ROSA

 

DISPONIBLE EN OFERTA SOLO EN LIBRERÍA DESEOS→

Con dedicatoria y gastos de envío  GRATIS

Por solo 14,95€ (precio final, sin sorpresas)

 

VER AHORA ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *