La vida es bella

Vida

Él sabía de penas, alegrías y… de amores y desamores.

Él se había comprometido muchas veces y otras tantas lo había incumplido.

Él había conocido la dicha y el infortunio.

Él conoció la felicidad y la infelicidad.

Él tuvo abundancia y épocas de carencias.

Él fue austero y nunca le faltó un plato de comida.

Él supo del éxito y del fracaso.

Él se cayó y levantó muchas veces.

Él amó y fue amado.

Él se conocía y desconocía.

Él se buscaba y le costaba trabajo encontrarse.

Él era atrevido a la misma vez que temeroso.

Él se reconocía en todo lo expuesto y a pesar de esto seguía vivo, y por todo y por nada consideraba que la vida era bella y que había que vivirla con el equilibrio que da lo bueno y lo malo que esta nos depara a cada uno de nosotros.

Dónde conseguir mis novelas…

El dragón y la rosa

Un viaje entre la fantasía y la realidad a un mundo ensoñado. Un viaje lleno de suspense e intriga del que volverá una persona diferente.

¡Qué día el de aquella noche!

En un mundo donde el ego está por encima de todo, su pasión por la libertad le encerró en un Psiquiátrico. Una reflexión sobre la libertad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *