No vivir es abstraerse de la realidad.