Una hora maestra en Onda Leganés

Con Fersán y Cotta en Onda Leganés

Mi entrevista en Onda Leganés, en el programa «Once once, la hora maestra» (@HoraMaestra), donde he sido sometido a un tercer grado o como dice Cotta, a un tribunal del Santo Oficio.

Video El dragón y la rosa, realismo ensoñado

Realismo ensoñado, un nuevo concepto

VIDEO Cuando los sueños no son sólo sueños y la realidad no es tan… real. El dragón y la rosa, un viaje a tu interior del que volverá otra persona.

Una buena reseña en libretería

Una novela para pensar

Reseña de «El dragón y la rosa» en Libretería. Esto es lo que dicen en Libretería de mi novela El dragón y la rosa:

FRASE DE LA OBRA «EL DRAGÓN Y LA ROSA»

«No es fácil discernir entre lo bueno y lo malo. Sois por demás vulnerables a pesar de vuestra inteligencia; al amor, a la bondad, al dolor, a la desdicha, al desaliento…, por ello me odiáis y me consideráis un ente vil y miserable que se complace en vuestra desventura, –le decía Miratuin».

Orientación

«Empezaré por decirte que la rapidez de movimiento que apreciaste en el mando que gobierna la nave, es el síntoma original, de que sólo depende de quien se atreva manejar la embarcación, el tomar la decisión de marcarle el rumbo y ella, dócilmente, lo tomará. El timonel, y solo él, será el único responsable de…Continúa leyendo Orientación

EQUILIBRIO

«En el amor debe habitar la pura esencia del bien y del mal, de esta manera, si se busca el equilibrio entre ambos, este se elevará a lo sublime». El Dragón y la Rosa

El puente, final de la historia

EL puente (final)

 Aquí concluye este relato incluido en El dragón y la rosa, una escena que sucede a la hora de la siesta cuando una pandilla de chavales son testigos de una escena criminal:

El puente final

EL PUENTE (continúa)

Continúa el pasaje de El puente que incluye mi novela El dragón y la rosa. Fidel ha presenciado sobre el puente una escena dramática que le ha traumatizado. Sus compañeros de baño no le creen y su nerviosismo va en aumento:

la siesta y el puente

EL PUENTE principio

Un fragmento de mi novela El dragón y la rosa. Fidel Osadía Valiente, el protagonista, recuerda un momento de su infancia que le marcó especialmente. En el Alcorcón imaginario que en estas cortas páginas se va a plasmar, nada revelaba la emoción bulliciosa de una cuadrilla de chavales en la rivera… En el puente…

El espejismo del tiempo

El espejismo del tiempo

  El sendero de acceso al demacrado y lóbrego palacete, era en exceso abrupto, empinado y por si fuera poco, se hallaba empedrado con rollos al estilo de calzada romana. La marcha se le hacía en extremo penosa a causa del azaroso desnivel de la vía. Apenas podía adelantar los pies. A cada paso, un…Continúa leyendo El espejismo del tiempo